Tejidos procedentes de fibras naturales

Entre las fibras naturales más utilizadas para la fabricación de tejidos se encuentra el algodón, la lana y el lino. Vamos a ver alguna de sus características y propiedades y a recomendar como es aconsejable proceder para lavar y planchar las prendas confeccionadas con estos tejidos para que se mantengan como nuevas con el transcurso de los años.

Algodón

El algodón es una fibra natural vegetal utilizada desde la antigüedad para la fabricación de tejidos. Debido a sus propiedades físico-químicas, se utiliza para confeccionar prendas de vestir y ropa de casa, es decir, camisetas, polos, calcetines, servilletas, manteles, sábanas, etc.

Sus características hacen posible que, en  el proceso de fabricación, se pueda mezclar con otras fibras, naturales o sintéticas, así como someter a diferentes tratamientos, todo lo cual contribuye a que el consumidor encuentre en el mercado una gran variedad de colores y texturas.

Normalmente, el tejido de algodón no suele generar problemas en su lavado. Una de las mayores dificultades que se puede plantear es que el color original se vea alterado, o que la pieza se deforme o encoja, especialmente si se lava por primera vez. Además, la pérdida de color podría afectar también a otras prendas que se encuentren en contacto con aquélla, manchándolas y deteriorándolas.

Por eso y antes de nada, conviene asegurarse de cuál es la composición del tejido. Todas las prendas deben incluir claramente en su etiqueta las fibras de que están confeccionadas, así como el porcentaje de cada una de ellas.

Las prendas fabricadas exclusivamente de algodón pueden lavarse sin problemas en la lavadora, incluso se pueden someter a altas temperaturas y a un centrifugado intenso. Sin embargo y para que duren más, es recomendable  utilizar programas menos agresivos, lavarlas en frío o a 40º C, y emplear centrifugados menos intensos. Un  tratamiento más suave prolongará la vida de la prenda, mantendrá su color más tiempo y evitará que se deforme o encoja.

También es aconsejable hacer un primer lavado con la prenda sola o con otras prendas  similares en color.

Si la prenda estuviera muy manchada, es preferible sumergirla previamente en agua con detergente durante unos minutos, o aplicar el detergente directamente sobre las machas de la prenda húmeda. De esta manera, se ablandarán y pueden incluso desaparecer  completamente.

En caso de que el algodón esté mezclado con otras fibras más delicadas, como pueda ser la seda, conviene extremar las precauciones y seguir estrictamente las instrucciones del fabricante. En estos casos puede ser conveniente lavar la prenda a mano y olvidarse de la lavadora.

En lo que se refiere a la plancha, en general las prendas de algodón pueden salir de la lavadora bastante arrugadas. Para evitar en lo posible que se arruguen, un buen truco es intentar tender nada más terminar el programa de lavado, evitando dejar la ropa húmeda más tiempo dentro del tambor de la lavadora. También los programas que incluyen un centrifugado potente contribuyen a arrugar más la ropa.

Por este motivo, sería conveniente tender la prenda lo más estirada posible en una percha de plástico, evitando hacerlo en perchas de madera que podrían transferir sus pigmentos directamente a la prenda, manchándola. Si la prenda es de color, especialmente si se trata de prendas de coloración roja, marrón, azul o negra, hay que evitar que la luz solar incida directamente sobre ella. Si esto no es posible, se aconseja tender la prenda del revés o, si no,  por la noche.

También es conveniente plancharlas antes de que se hayan secado completamente y utilizar planchas con vaporizador e, incluso, humedecer la prenda con un espray de agua. Además, como aguantan perfectamente el calor, se puede seleccionar una temperatura elevada. 40ºC es lo más aconsejable, pero pueden aguantar bien los 60 ºC.

En el caso de que se trate de una camiseta con alguna impresión plástica, tipo transfer, hay que plancharlas del revés, pues en caso contrario el calor de la plancha despegará el dibujo, que quedará adherido a la superficie de la plancha, con el consiguiente trastorno.

Las prendas más comunes 100% de algodón son las camisetas de manga corta y manga larga y sudaderas con o sin capucha.

camisetas algodón

Lana

La lana, como el algodón, es una fibra natural, pero en este caso tiene un origen animal. Esta naturaleza aconseja a tratar las prendas de lana con ciertos cuidados. Pueden ser lavadas en la lavadora, utilizando un programa especial, en el que la prenda no es sometida a centrifugado.

Eso significa que va a salir de la lavadora con mayor humedad que en los otros casos y conviene dejar secar la prenda horizontalmente, lejos de focos de calor.

Conviene que la temperatura de lavado sea fría, y si se prefiere lavar a temperaturas más elevadas, no superar los 40 º C.

También es aconsejable utilizar detergentes específicos para lana, que dejan el tejido esponjoso y evitan que encojan. Si se decide lavar la prenda a mano, se puede dejar la prenda en remojo durante unos minutos con agua f ría, en la que previamente se ha disuelto el detergente especial para lavar lana, y frotar suavemente. Enjuagar en agua fría o templada y añadir unas gotas de vinagre que ayuda a mantener el color y la textura de la prenda. No escurrir ni retorcer la prenda para eliminar el agua. Finalmente, estirarla sobre una toalla que absorba el resto de humedad y dejar secar en un tendedero horizontalmente para que no se deforme.

Para planchar, si es que fuera necesario, utilizar un paño de algodón limpio, de color claro, encima de la prenda, de esta manera se evitarán brillos y que el calor queme o estropee el tejido.

Aquí encontramos pantalones con lana, chaquetas y jerseys que llevan mezcla con lana.

jerseys lana

Lino

El lino es un tejido natural de origen vegetal. Las prendas fabricadas con lino son muy resistentes, aunque algo ásperas, no tan suaves como las de algodón. El tejido es ligero y, como sucede con el algodón, muy recomendable para la confección de prendas frescas, utilizadas cuando la temperatura ambiental es más calurosa.

El mayor inconveniente del lavado del lino es que puede encoger, además, se arruga con mucha facilidad. Se puede lavar en agua fría, aunque también se puede lavar en caliente. El planchado no es fácil. Lo mejor es no esperar a que la prenda se haya secado completamente y utilizar la plancha a altas temperaturas. Es aconsejable utilizar el vaporizador de la plancha o, si  no se tuviera, aplicar sobre la prenda agua en spray.

Seda

La seda es una fibra natural procedente de las larvas de los gusanos de la seda. Se sabe que los primeros artesanos fueron de origen chino y su fabricación se remonta al tercer milenio antes de Jesucristo. Su uso estaba reservado a la familia imperial china, pero poco a poco se fue extendiendo a otros estratos sociales y a otros países, como Italia.

Por otro lado, siempre se ha considerado un producto de lujo, por la elegancia y la caída que presentan las prendas con ella fabricadas.

Entre las prendas de seda se encuentran pañuelos, corbatas, ropa interior, vestidos y blusas de alta costura, etc. Es un buen aislante de la temperatura, por lo que sus prendas proporcionan calor en invierno. También se fabrican prendas para el hogar, como cortinas, tapicerías, alfombras, etc.

Muchas de sus aplicaciones han ido siendo sustituidas por fibras artificiales, como el nylon.

Debido a esa característica de aislante, es poco transpirable y la prenda tiende a tomar olor fácilmente, por eso hay que lavarla cada vez que se usa.

Si es posible, conviene hacerla limpiar por profesionales, en tintorería ya que el agua y el detergente puede deteriorar la prenda, especialmente pueden afectar a los colores originales. Suele desteñir, por lo que si se decide lavar en casa, hay que lavarla a mano, con detergente suave neutro para prendas delicadas y de bebés. No frotar.

Una vez lavada, tender en horizontal, pues si se cuelga de una percha o de la cuerda, pueden sufrir una deformación. Hay que evitar que el sol incida directamente. Normalmente, las prendas de seda no necesitan plancha, pero en caso contrario, se aconseja que la prenda esté todavía con humedad y elegir una temperatura suave o media.

Lo más común es encontrarnos es corbatas de seda.

 

Cáñamo

Los filamentos de esta fibra se encuentran en una planta del mismo nombre perteneciente a la familia de las cannabáceas, y que,  normalmente se encuentra en climas templados y húmedos. Se elabora de forma parecida al lino. Con ella se  fabrican tejidos rústicos. No es muy resistente al lavado.

Yute

Se extrae de  las tiláceas, plantas que se cultivan principalmente en la India y en China. Para conseguir la fibra los tallos de la planta, primero se secan, luego se maceran y después se sigue el proceso de forma parecida a la utilizada con el lino. Con el yute se fabrica sacos y bolsas, si como alfombras y otros tejidos que se usan en decoración.

Vidrio

Sustancia que se obtiene por fusión y posterior y enfriamiento rápido de óxidos de sílice junto con otros elementos; con ella se fabrican las fibras de material aislante.

Amianto

Proviene del asbesto, da fibras flexibles, finas y sedosas  y normalmente son utilizadas para la fabricación de tejidos ignífugos.

Quitar manchas comunes de la ropa

Mancha de acuarela

Cuando es reciente presionar de forma suave con un trapo mojado en amoníaco diluido.

Si está seca presionar de forma suave con un trapo mojado en aguarrás.

 

Mancha de alcohol

Utilizar papel absorbente y luego aplicar un trapo humedecido.

Si es antigua aplicar primero una mezcla a partes iguales de alcohol y agua y luego aplicar ácido, por último lavar como de costumbre.

En fibras sintéticas mezclar jabón de lavavajillas con agua a partes iguales. Después lavar con normalidad.

 

Mancha de alquitrán

Quitar lo más posible con una espátula y luego aplicar agua mezclada con limón o aguarrás, después lavar como de costumbre.

En trajes de baños o bañadores aplicar aceite de girasol y posteriormente lavar.

 

Manchas de barro

Dejar que se seque para luego cepillar.

Si queda marcas lavar con agua y jugo de limón y después con detergente.

 

Mancha de betún

Quitar lo máximo que se pueda con una cuchara y luego aplicar aguarrás.

 

Manchas de bolígrafo

Si es reciente quitar todo lo que se pueda con un trapo.

Si no es reciente probar con un algodón mojado en agua, humedeceremos la mancha y quitaremos lo máximo posible.

Después de esto, colocar un trapo debajo de la mancha y mojar la mancha con alcohol o bien con quitaesmalte. Ayudándonos de otro trapo quitaremos lo máximo posible y repetiremos las veces que haga falta.

También se puede utilizar para hacer el proceso antes citado espuma de afeitar o vinagre blanco.

Otro proceso sería sumergiendo la prenda en un cubo con limón o bien con leche tibia.

En algodón blanco lo mejor es el jugo de limón, también se puede utilizar alcohol.

 

Mancha de calcomanía

Empapar con vinagre blanco y pasados unos minutos, lavar normalmente.

 

Mancha de cemento

Utilizar un trapo humedecido en vinagre blanco, aclarar y lavar como de costumbre.


Mancha de cera

Rascar lo que se pueda con una espátula. Echar muy despacio agua muy caliente sobre la mancha.

Si son tejidos delicados aplicar papel absorbente sobre la mancha para luego planchar sobre ella. Repetiremos las veces necesarias para su absorción.

 

Mancha de cera depilatoria

Aplicar un trapo humedecido en alcohol para frótalo sobre la mancha presionando.

Si la mancha no es reciente utilizar papel absorbente y aplicar calor. Luego sumergir la prenda en un cubo con alcohol y después lavar con normalidad.

Otro método es mezclar agua hirviendo con aceite y sumergir la ropa en ella.

También con quitaesmaltes o acetona frotando con un trapo la mancha.

Si son tejidos delicados utilizaremos un quitaesmalte que no lleve acetona.

 

Mancha de desodorante

Para prendas de color

Utilizar vinagre blanco mezclado con bicarbonato (2 medidas de vinagre, 1 medida de bicarbonato, 2 medidas de agua muy caliente y 1 cucharadita de jabón del lavaplatos) aplicar sobre la mancha, dejar un par de horas reposando y lavar normalmente.

Para prendas blancas

Frotar sobre la mancha con jabón sólido, cuando aparezca la espuma aplicar una pasta de bicarbonato y agua, dejarla dos horas y lavar como de costumbre.

Si acaba de mancharse aplicar una toalla húmeda en la zona y frotar.

Otra opción es aplicar agua oxigenada diluida en agua, después lavar como de costumbre.

 

Mancha de escayola

Quitar la escayola con una espátula y luego presionar con un trapo mojado en vinagre.

 

Mancha de esmalte de uñas

Si es reciente quitar lo más posible con una toallita.

Si es antigua raspar con una cuchara lo más que se pueda, humedecer un trapo con acetona y frotar con cuidado, luego lavar como siempre.

Otra opción es probar a echar polvos de talco sobre la mancha, dejar actuar y lavar normalmente después.

Prendas de seda y lana si la mancha es reciente quitar todo lo que se pueda con papel absorbente; aplicar un trapo mojado en éter y frotar con suavidad. Después lavar con agua templada y con un detergente especial para seda y lana.

 

Mancha de espuma del pelo

Aplicar espuma de afeitar a la mancha, dejar unos minutos y lavar normalmente.

 

Manchas de grasa de motor o de máquinas

Sumergir en agua tibia tan pronto como se pueda; luego lavar con agua caliente y líquido lavavajillas.

Otra opción es poner sobre la mancha unas gotas de alcohol, dejar unos minutos y sumergir la ropa en agua con detergente 10 min. Posteriormente lavar con normalidad.

 

Mancha de hierba

Mojar la mancha con vinagre, dejar reposar y lavar como de costumbre.

Si aún persiste, mojar un trapo en alcohol y frotar con suavidad. Lavar con normalidad.

Prendas de algodón frotar con un trapo mojado en jugo de limón, luego lavar normalmente.

Y si son tejidos delicados emplear alcohol o amoniaco diluido en agua.

 

Mancha de hollín

Echar polvos de talco y luego cepillar.

 

Mancha de humedad

Mezclar 30 grs de jabón blanco con 30 grs de almidón con 15 grs de sal fina + jugo de limón.

 

Mancha de lápiz de labios

Varios métodos:

  1. Frotar con un trapo mojado en éter, luego lavar con normalidad.
  2. Aplicar detergente líquido diluido en agua, dejar reposar 15 min, después lavar la prenda.
  3. Con glicerina líquida diluida en 3 partes de agua sobre la mancha, frotar con cuidado y luego lavar como de costumbre.
  4. También se puede hacer una pasta con aspirinas y agua y aplicarlo a la mancha, dejar reposar media hora y lavar normalmente.
  5. Mojar un trapo en el alcohol y frotar la mancha con cuidado, luego lavar como siempre.
  6. Mezclar a partes iguales amoniaco y agua, mojar la prenda manchada, dejar reposar dos minutos, luego secar un poco la mancha. Repetir las veces que se necesite.
  7. Frotar con suavidad con tiza blanca, luego cepillar y lavar la prenda.
  8. Con vaselina frotar con suavidad y luego lavar normalmente.
  9. Con crema dental blanca aplicar en la zona, luego lavar normalmente.

 

Mancha de lejía

Actuar tan pronto como sea posible mojándola con alcohol, luego lavar con normalidad.
Si la lejía ya ha decolorado la prenda tan solo podremos teñirla con tinte de ropa.

 

Mancha de maquillaje

Despegar la mancha con esencia mineral, luego aplicar polvos de talco para quitar los bordes.

Por último aplicar detergente líquido que tenga PH neutro diluido en agua templada y frotar la mancha con suavidad.

 

Manchas de máscara de pestañas

Aplicar una mezcla de agua con amoniaco y luego lavar con jabón líquido.

 

Mancha de moho

Dejar la ropa al aire un rato, luego poner la prenda en una mezcla de bicarbonato, limón y agua.


Mancha de nicotina

Con alcohol de 90°.

 

Manchas de orina

Meter lo antes posible la prenda en un recipiente con agua fría y detergente líquido durante treinta minutos. Luego lavar como de costumbre.

Otra opción es utilizar amoníaco al 28% o con agua oxigenada.

Si es lana usar vinagre blanco diluido en agua.

 

Mancha de excrementos

Lavar rápidamente con agua templada o aplicar amoníaco al 28% o con agua oxigenada.

 

Mancha de excremento de pájaro

Presionar con suavidad con un trapo humedecido en amoníaco o en lejía.

 

Mancha de óxido

Tenemos varias opciones:

  1. Mezclar bicarbonato o sal con jugo de limón, aplicarlo sobre la zona y poner la prenda en un lugar soleado durante dos horas, luego aclarar en agua fría y lavar como siempre.
  2. Aplicar sobre la mancha vinagre blanco y añadir sal; dejar que seque en un lugar soleado, luego aclarar y lavar como de costumbre.
  3. Con lavavajillas añadir una cucharadita de jabón lavavajillas en un vaso de agua templada y ponerlo sobre la zona. Dejaremos que se seque durante unos minutos y luego aclararemos para lavar normalmente.

 

Mancha de papel carbón

Frotar con suavidad con un trapo mojado en amoníaco.

 

Mancha de pegamento

Aplicar un trapo humedecido en alcohol o en disolvente, luego lavar normalmente.

También puedes utilizar un trapo humedecido en vinagre blanco, luego aclarar y lavar normalmente.

 

Mancha de perfume

Aplicar amoniaco en la ropa seca, dejar reposar unos minutos y luego lavar con jabón como habitualmente.

 

Manchas de pintura

Quitar lo que sobre con una espátula utilizando un disolvente de pintura, dejar reposar un cuarto de hora, y luego lavarla con normalidad.

Si la pintura es de base oleosa pasar un papel absorbente, luego lavar con normalidad.

También podría aplicarse en la zona jabón líquido, dejar unos minutos y lavar como siempre.

Si la pintura es de base de agua no debemos dejarlo secar, limpiar inmediatamente. Mojar abundantemente con agua caliente y con detergente anti manchas, aclarar y lavar a mano con un jabón normal.

 

Mancha de plastilina

Dejar secar, luego cepillar, aplicar líquido lavavajillas, dejar pasar unos minutos y luego lavar la prenda.

Otra opción es frotar con un trapo empapado en alcohol y luego lavar como siempre.

Si queda cerco colocar papel absorbente para después planchar sobre el mismo con suavidad. Por último lavar con agua y jabón con normalidad.

 

Mancha de polen

Aplicar un trapo mojado con alcohol de quemar.

 

Mancha de quemaduras

Utilizar cebolla cruda sobre la mancha cortada en la zona, después lavar la ropa a mano.

Si es algodón blanco frotar la zona amarilla con un trapo mojado con una mezcla de  agua oxigenada 10 vol y agua fría. Utilizar ese mismo trapo para ponerlo sobre la zona y pasar la plancha por encima a temperatura suave, por ultimo lavar como siempre.

 

Mancha de quemadura de cigarro

Para prendas de algodón blanco grueso frotar con un trapo humedecido en agua oxigenada 20 vol., luego aclarar con lejía y más tarde con agua templada.

Si es lana o seda usar jabón de Marsella en seco, dejar reposar unas dos horas y luego lavar normalmente.

 

Mancha de resina

Aplicar un trapo humedecido en una mezcla de agua oxigenada y agua a partes iguales.

 

Mancha de rotulador

*Para algodón blanco

Aplicar un trapo humedecido en agua y detergente, luego aclarar en lejía, por último lavar con normalidad.

*Algodón de color

Aplicar un trapo humedecido en agua y detergente, luego aplicar otro paño impregnado en alcohol o en leche templada o jugo de limón.

*Fibras artificiales y sintéticas

Aplicar un trapo humedecido en agua con vinagre blanco, luego aclarar y lavar.

*Lana

Aplicar un trapo humedecido en jugo de limón.

 

Mancha de rotulador permanente

Con acetona
Aplicaremos acetona a la zona y secaremos con una toalla hasta su desaparición.

Con un quita grasas
Aplicar un quita grasas a la zona, luego secaremos con una toalla.

Con vinagre
Sumergir la zona en vinagre blanco durante una 1 hora y después lavar como de costumbre.

Con cremor tártaro
Hacer una pasta con crémor tártaro y jugo de limón, ponerla sobre la zona y dejar reposar 60 minutos. Luego lavar la prenda.

 

Mancha de sangre

Sumergir rápidamente durante un cuarto de hora en agua fría con jabón líquido; luego aplicar un trapo mojado en amoníaco y por último lavar como siempre.

También se puede sumergir la prenda en una mezcla de agua y agua oxigenada.

Si la mancha no es reciente y está seca aplicar agua con sosa en cristales, luego aclarar y lavar con normalidad.

Para tejidos teñidos aplicar suero fisiológico, enjugar y lavar con normalidad.

Con ropa de seda aplicar un trapo mojado en alcohol.

 

Mancha de suavizante

Aplica jabón de Marsella, cuanta más espuma haga mejor,  luego aclarar y lavar como siempre. Repetir las veces que se necesite.

 

Manchas de sudor

Lavar la zona con agua caliente y jabón, si hay manchas amarillas echaremos un poquito de sal, frotar y lavar como normalmente.

Si la prenda es blanca se puede utilizar un trapo mojado en agua oxigenada o bien lejía en vez de la sal.

Si es tejido delicado aplicar un trapo mojado en jugo de limón mezclado con agua. Dejamos secar y luego lavamos.

Para evitar decoloraciones sumergir lo antes posible la ropa en vinagre blanco con agua a partes iguales.

Otro método es con calor, aplicar polvo de talco y planchar suavemente encima de la mancha, cepillar y lavar con normalidad.

 

Mancha de tinta

Varias alternativas:

  1. Quitar lo máximo posible mojando la prenda en leche.
  2. Mezclar limón con sal y aplicarlo directamente en la mancha.
  3. Aplicar laca de pelo y lavar a continuación la prenda.
  4. Hacer un pasta con agua oxigenada con bicarbonato, aplicar la mezcla y dejar reposar unos minutos, luego lavar la prenda.

Para algodones blancos usar alcohol, o en su defecto lejía diluida en agua.

Con tejidos de color de algodón usar vinagre blanco mezclado con agua.

Y en tejidos sintéticos probar con zumo de limón.

 

Mancha de tinte

Mezclar agua con hidrosulfato al 5%, aplicar sobre la zona, aclarar y lavar.

Si está muy reciente aplicar alcohol y frotar la zona hasta su desaparición.

Si el tinte tiene base de agua aplicar un champú anti tinte y si esta seca aplicar jabón limpia baños.

Si la mancha de tinte es profunda aplicar un trapo mojado en éter y luego lavar con normalidad.

 

Mancha de Tipp-Ex

Raspar la zona  lo máximo posible. Mojar con esencia de terebentina y después lavar con jabón y un poquito de amoníaco.

También podemos quitarlo con un trapo mojado en alcohol.

 

Mancha de vómito

Quitar lo máximo posible antes de proceder a lavar.

Si aún está mojado poner papel absorbente encima. Si está ya seco cepillar suavemente, también probar a aplicar amoníaco al 28%, o bien con agua oxigenada.

Después poner la ropa en agua fría con vinagre blanco a remojo durante una hora, aplicar un quitamanchas a la zona y lavar con normalidad.

Otra posibilidad es mezclar bicarbonato con agua y aplicar a la mancha, dejar reposar un cuarto de hora y lavar normalmente.

Para prendas de lana usar aguar con vinagre blanco.

En tejidos sintéticos, lana o seda usar esencia de trementina para quitar la mancha.

 

Cómo quitar manchas de comida

Mancha de azúcar

Aplicar agua templada

 

Manchas de café

Varias formas  en general de tratarlas:

  1. Mezclar agua templada, jabón líquido, y vinagre. Frotar suavemente y lavar después frótela suavemente.
  2. Frota la mancha con un jabón de Marsella un poco humedecido.
  3. Mezclar alcohol con vinagre blanco y agua.
  4. Frotar un cubito de hielo sobre la zona manchada y luego lavar.

 

*En prendas blancas

Mezclar sal gruesa con un poco de zumo de limón  aplícala sobre la mancha y frota un poco con un paño o un cepillo de dientes viejo, aclara y lava con normalidad.

*Para prendas de color

Con agua tibia con yema de huevo. Deja que actúe y aclárala con agua tibia.

*En prendas de seda y lana

Con agua con alcohol de 90° da buenos resultados.

También con agua tibia y yema de huevo para luego lavarla.

 

Mancha de cerveza

Si esta seca, intentar frotar con glicerina, con agua y alcohol a partes iguales o con vinagre blanco.

Si la mancha es en una ropa de seda mezclar a partes iguales alcohol de quemar y agua, frotar con suavidad con un paño mojado en la mezcla.

 

Mancha de chicle

2 opciones para eliminarlas:

  1. Meter las manchas en una bolsa de plástico con cubitos de hielo y dejar que solidifique. Luego quitarlas con una espátula y planchar la mancha.
  2. Aplicar vinagre blanco y luego lavar normalmente.

Manchas de chocolate

Si está seco, raspar con un cuchillo romo sin punta y luego lavar.

Si está húmedo se puede utilizar agua oxigenada, (probar antes en una esquina de la prenda por si estropease el tejido), dejar actuar unos minutos y lavar normalmente.

Para algodón blanco: Agua fría con jabón y meter en lejía.

Para prendas de algodón de color: Agua fría y jabón suave, luego lavar como de costumbre.

*Con ropa blanca

Hacer una mezcla con 1 cucharada de alcohol, una de amoniaco y 2 tazas de agua, moja un trapo y aplica en la mancha, luego lava como de costumbre.

*Con ropa oscura

Hacer una mezcla con 1 cucharada de amoniaco y 2 tazas de agua, mojar un trapo y aplica en la mancha, luego lava como de costumbre.

Para tejidos sintéticos: Aplicar zumo de limón o bien aplicar vinagre blanco y luego lavar normalmente.

 

Mancha de frutas y verduras

En tejidos de fibra natural: Mezclar partes iguales de agua y alcohol junto con ácido acético (25%).

*Lana y seda 2 opciones:

  1. Con un trapo mojado en vinagre; aclarar y lavar normalmente.
  2. Agua y alcohol de 90º a partes iguales.

*Algodón blanco: Aplicar jabón y meter en agua de lejía.

*Algodón de color depende:

*Manchas de fruta con alcohol de 90º.

*Manchas de verdura aplicar jabón con agua caliente.

*Fibras sintéticas: Agua y jabón, si siguieran aplicar agua oxigenada de 10 volúmenes y acto seguido aclarar.

*Manchas específicas:

*Mancha de frutas rojas: Zumo de limón y luego aclarar.

*Mancha de cereza: Aplicar un trapo empapado en leche dejar durante 2 horas y luego lavar con agua y detergente

*Mancha de espinacas: Frota con una patata cruda cortada por la mitad y luego lava con detergente. Aclarar con abundante agua templada.

*Mancha de zanahoria:

Si es algodón blanco frotar suavemente con un trapo mojado en alcohol de 90° y después aclarar primero con lejía y luego con agua.

Si es un tejido delicado con alcohol de quemar o agua con amoniaco.

 

Mancha de zumo de frutas

Colocar en remojo en leche muy caliente. También se puede utilizar vinagre o agua con  gas.

Hacer esta operación las veces que sea necesaria. Si aún persistiera frotar con glicerina, dejarla unos minutos y aclarar con agua templada.

 

Mancha de huevo

Aplicar agua fría. Si la mancha está seca, aplica un trapo empapado muy limpio, si aún persiste aplicar agua oxigenada.

 

Mancha de leche

Aplicar amoníaco al 28%.

 

Manchas de mantequilla, manteca y aceite de cocina

Dos buenos desengrasantes son el limón y el vinagre de vino blanco.

Aplicar sobre la prenda, dejar actuar y lavar normalmente.

*Si la mancha es muy reciente:

Utiliza papel de cocina para absorber la mayor parte, luego lavar con agua caliente.

*Si está seca o es de hace tiempo:

Poner a remojo toda la noche en una mezcla de agua y vinagre, después lavar con detergente.

También puedes probar a calentar la mancha con la plancha, aplicar polvos de talco que absorban y lavar normalmente.

*Para algodón blanco 2 opciones:

  1. Meter la prenda en agua tibia con un poco de jabón líquido.
  2. Aplicar un spray quitamanchas y presionar con una toallita de papel para que absorba la mancha. Esperar unos minutos quitar la toallita y aclarar con agua templada.

*Algodón de color: Aplicar detergente en seco y lavar normalmente.

*Seda: Polvos de talco, esperar a que los impregne y luego cepillar suavemente.

*Tejidos sintéticos

Aplicar tetracloruro de amoníaco o éter (realizar la operación lejos del fuego).

*Tejidos aterciopelados

Aplicar sal a la mancha y dejar actuar durante 2 o tres horas, luego frota con un cepillito suavemente en los dos sentidos del pelo, después lavar como de costumbre.

*Con los vaqueros varias opciones:

  1. Se puede utilizar jabón del lavavajillas y luego meter en la lavadora.
  2. Aplicar polvos de talco durante unos minutos para que absorba la grasa, después enjabonar y lavar normalmente.
  3. Aplicar limón, dejar que impregne durante unos minutos y lavar en la lavadora.
  4. Aplicar bicarbonato con agua tibia, deja que actúe y frota con un cepillito. Luego lava normalmente.

 

Manchas de salsas

Tenemos 3 opciones:

  1. Mezclar agua fría y jabón de lavavajillas, dejar reposar y lavar normalmente.
  2. Aplicar vinagre blanco diluido con agua fría.
  3. Aplicar bicarbonato y después cepillarla con un cepillo viejo. Luego meterla prenda en agua caliente.

 

Manchas de soda

*Si acaba de mancharse: aplicar harina y luego agua y detergente
*Si es de hace tiempo impregnar la mancha con un trapo en alcohol de quemar o en amoniaco diluido en agua, luego lavar la prenda.

 

Manchas de té

Si están recién manchadas bastará con lavar con agua y jabón, luego aclarar con agua con un poco de vinagre.

Si no son recientes utilizar glicerina con agua templada y después lavar con agua y detergente.

Para tejidos sintéticos aplicar jugo de limón, luego lavar normalmente. O también mezclar a partes iguales vinagre blanco y alcohol de 90°, aplicar a la mancha y luego lavarla.

 

Manchas de tomate

*Si es la mancha es reciente:

Quitar todo lo que se pueda con una cucharilla, aplicar jabón líquido con agua fría frotando suavemente y lavar como siempre.

*Si está seca:

Mezclar vinagre y agua y ponerlo sobre la mancha, dejar reposar unas horas y luego meter la prenda en la lavadora.

Si no se ha conseguido quitar la mancha o ha dejado restos, mojar con alcohol un trapo y frotar suavemente.

 

Manchas de ketchup 

Echar agua fría rápidamente por el revés de la mancha; luego aplicar crema dental para quitarla con cuidado.

En caso de que persista se puede utilizar vinagre blanco diluido a partes iguales con agua y dejar a remojo durante 2 horas, luego se puede meter en la lavadora.

 

Mancha de vinagreta

Poner polvos de talco o bicarbonato espolvoreados en la mancha ya que así absorberá la mayor parte de la grasa, luego cepillar con un cepillo viejo y aclarar; después lavar normalmente.

 

Manchas de vino

*Con sal y glicerina:

Agua tibia y con una cucharada de sal, dejar actuar unos minutos y aclarar. Después aplicar glicerina o jabón líquido, lavar como de costumbre.

*Con sal y limón:

Agua tibia y con una cucharada de sal, dejar actuar unos minutos, aclarar. Después aplicar el jugo de un limón durante 5 minutos, lavar como de costumbre.

*Con maicena:

Mezclar maicena con agua y aplicar a la mancha, esperar a que seque, luego cepillar y pasar un trapo humedecido en leche, por último lavar la prenda.

*Si es mancha de vino blanco:

Frotar suavemente, luego aclarar y lavar con normalidad.

*Si acaba de mancharse:

Mojar un trapo con gaseosa y aplícalo a la mancha, si persistiese meter la prenda en leche durante 1 hora y luego lavar.

 

Otras opciones:

*Con amoníaco:

Mezclar 1 litro de agua con 1 taza de amoníaco, echarlo gota a gota muy despacio en la mancha, dejar reposar 10 minutos, luego lavar con agua y detergente.

*Con bicarbonato:

Mezclar partes iguales de bicarbonato y de agua, echarlo sobre la mancha y esperar a que esté seca, aspirar lo que haya quedado y por último lava la prenda.

*Con leche:

Calentar la leche y cuando este templada aplicar a la mancha durante 5 minutos; luego haz una mezcla de bicarbonato y agua, después ya se puede lavar.

 

Manchas en de coca cola

En la ropa de algodón aplicar vinagre, aclarar con agua a la que habremos añadido una cucharada de agua oxigenada del 12 vol.

Para manchas en ropa de tejidos sintéticos, lana y seda no queda más remedio que ir a la tintorería.

 

 

 

Autorización carga y descarga en Madrid

Todo transportista, empresa o trabajador autónomo que tenga que ocupar temporalmente la vía pública en un carril de circulación con un vehículo, para carga y descarga o por prestación de un servicio necesita una tener una autorización previa de la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación.

Si la ocupación temporal afectara a zona de estacionamiento, acera, calles peatonales, quien está encargado de dar la autorización es la Junta Municipal del Distrito al que pertenezca esa vía.

El importe que deberán pagar los transportistas, trabajadores autónomos que presten servicios u otras empresas con servicio de carga y descarga, para 2015 será:

 

*Por expedir los documentos: 49,05 euros.

*Por la ocupación temporal de la vía pública:

*Si es estacionamiento lineal: 0,58 euros por metro y día.

*Si el estacionamiento es en batería: se incrementará la cuota anterior en un 50%.

*Si se ocupa un carril de circulación: 0,58 euros por metro, y día.

 

Los transportistas, autónomos y empresas podrán efectuar los trámites a través de internet (con certificado electrónico) o presencialmente.

La tramitación y el pago se podrán hacer en línea y presencialmente en las Oficinas de Registro de los Distritos o bien en el Registro de la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación.

Como mínimo tendrán que solicitarlo 20 días antes de que el transportista, autónomo que preste servicios o empresas que tengan carga y descarga, vayan a efectuar la ocupación temporal con sus servicios, presentando la siguiente documentación:

*Solicitud en un modelo normalizado.

*Resguardo justificativo del pago de la tasa por expedición de documentos administrativos.

*Plano de la situación de la ocupación indicando número y edificio.

*Fotocopia de las licencias necesarias para la actividad que obliga a realizar la ocupación.

*Fotocopia del permiso de circulación y de la ficha técnica del vehículo.

 

Tramitación

*Informe técnico: Cuando el transportista, o empresa de servicios o el autónomo haya presentado la solicitud, el técnico evaluará la misma y dictaminará si la autoriza o no. Caso de autorizarse se le notificaría al solicitante par que proceda al pago de las tasas que correspondan en función de la ocupación temporal.

Los vehículos utilizados por los trasportistas deberán tener un peso máximo autorizado inferior a 3.500Kilogramos.

 

Fuente: Madrid.es

 

Consejos para abrir una panadería pastelería

¿Quieres abrir una panadería? Analizamos este tipo de negocio y te damos algunos consejos para que sea un éxito.

 

El negocio de las panaderías, reposterías y panadería-cafetería parece que va a más, cada vez se ve mayor variedad de establecimientos innovadores. Puede ser una buena opción para emprender como autónomo, pequeña empresa o incluso mirar alguna franquicia de panadería existente.

Con un producto de demanda estable el negocio del pan parece una buena inversión.

 

 

Motivos para abrir una panadería

 

1. Alimento tradicional

El consumo de pan no pasa de moda y no se ve afectado por la crisis. Es considerado un alimento básico, necesario y asequible para todos los públicos.  Al estar dentro de la cultura mediterránea y por su bajo coste, convierte al pan en un producto imprescindible.

 

2. Demanda estable

Como producto tradicional en nuestras mesas, el pan es un producto con demanda estable a pesar de las crisis. Las panaderías tradicionales también han ido evolucionando hacia modelos de negocios innovadores, con productos atractivos y facilidades de compra como ampliación de horarios o entrega a domicilio.

 

3. Innovación en el producto

Las posibilidades son casi infinitas para sorprender al consumidor, variedades de barra de pan, repostería original, pastas, todo tipo de dulces y postres, y por supuesto productos salados como empanadas, sándwiches…

 

4. Servicios relacionados: Las panaderías-cafeterías

En este boom de nuevas fórmulas de panadería nos encontramos la posibilidad de ofrecer servicio de cafetería junto a la panadería.

Si el espacio del local lo permite, puede ser interesante dar servicio de cafés y bebidas para que los clientes puedan degustar los productos en la misma panadería.

 

 

¿Qué necesitamos para abrir una panadería?

 

Conocimientos

Para llevar una panadería es necesario algo de formación o experiencia en panadería- repostería o en la elaboración de los productos que se comercialicen. Además como cualquier negocio de cara al público hay que tener habilidades en atención al cliente, dotes comerciales y estar preparados para trabajar bajo presión.

 

Tipo de producto

La elección del tipo de producto a ofrecer es crucial para diferenciarse. Es importante destacar la calidad de nuestra repostería y para ello tenemos que tener claro que productos vamos a vender y si son o no rentables.

Debemos analizar y responder a:

*¿Qué productos quiero/puedo vender?

*¿Qué ingredientes, maquinaría y otros gastos voy a necesitar?

*¿Son rentables?

 

El establecimiento

Buscar un local para panadería no siempre es fácil, tiene que estar bien ubicado en una zona de paso peatonal, debe ser amplio, bien iluminado y  fresco. Una buena ventilación es importante ya que tenemos que tener en cuenta que los hornos dan mucho calor y esto puede ser un problema tanto para los clientes como trabajadores.

 

El local debe de tener:

*Obrador de panadería y pastelería: Donde se realizará la mezcla de ingredientes, amasado, fermentación, horneado…
*Zona de frío: Manipulación de cremas, natas…
*Zona de horno: Donde además se instalará la fermentadora, amasadora, campana extractora de humos…
*Cocina y mesa de trabajo
*Fregadero
*Atención al público: Donde se atenderá a los clientes y se realizará la venta directa de los productos a través de un mostrador
*Almacén
*Aseos y vestuarios

Las instalaciones deben cumplir con los requisitos legales para la comercialización del pan por la normativa técnico-sanitaria vigente.

 

Equipamiento de panadería

El siguiente punto sería el equipamiento y utensilios necesarios para el funcionamiento de la panadería. Puede ser de muy variado dependiendo de los productos que se vayan a preparar y del grado de mecanización de los procesos.

Por lo general necesitarás materiales de acero inoxidable, mesas de trabajo, palanganas de diferentes tamaños…

El resto de utensilios de panadería como cuchillos, cucharas de medición, rasquetas, espátulas, moldes para galletas… deben de ser de acero inoxidable.

Como equipamiento básico podemos citar: Amasadora, batidora, dosificador de agua, cámaras de frío, de congelación, carro para bandejas, balanzas de peso, estanterías y vitrinas de exposición de productos.

 

El horno de panadería

Antes de comprar el horno debemos fijarnos que tenga turbinas para esparcir el calor constantemente y en forma pareja. No todos los hornos son válidos para pastelería independientemente de si son a gas o eléctricos.

 

Vestuario e imagen de una panadería

Desde el punto de vista del vestuario laboral las panaderías y pastelerías, al manipular y comercializar con alimentos, estarían dentro del sector hostelería restauración. Por ello a la hora de elegir la ropa de trabajo podemos encontrar:

Delantales de cocina

Gorros tipo seta, pirata, barco y cofias caladas y sin calar

Casacas

Chaquetillas de cocina

Pantalones de cocina

Calzado cómodo y antideslizante

Todo esto junto a una personalización de los uniformes, como por ejemplo bordar el logo, harán que además de representar a la empresa tus empleados luzcan una imagen de profesionalidad.

 

 

Resumiendo, el éxito de la panadería se basará en la calidad y frescura de los productos, de un local bien acondicionado y atractivo, donde la limpieza y presentación es fundamental en este tipo de negocio.

La amabilidad e imagen de los empleados será otro factor clave de publicidad que hará que gracias al boca a boca, nuestra panadería se convierta en un punto de venta habitual entre nuestros clientes.

Trabajador autónomo dependiente (Trade)

El Estatuto de Trabajador Autónomo define al trabajador autónomo dependiente como:

Aquéllos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales.”

Debe existir un contrato mercantil firmado por ambas partes, en el que se indiquen los servicios a prestar por el autónomo.

Además tiene que cumplir algunos requisitos:

  1. No contratar trabajadores ni subcontratar el trabajo a realizar, tampoco pueden tener local abierto al público, ni asociarse con otros formando una sociedad.
  1. No hacer el mismo trabajo que lleven a cabo de los empleados del cliente.
  1. Mantener materiales e infraestructura propia.
  1. Estar organizado con criterio propio aunque, la empresa de quien dependa, le facilite indicaciones técnicas para llevar a cabo su trabajo.
  1. Recibir pagos por los trabajos realizados, pactado mediante contrato con la empresa cliente, pero asumiendo los riesgos inherentes a su actividad.

 

Los autónomos dependientes tienen las mismas obligaciones que cualquier otro autónomo, pero por depender de un cliente, tiene algunas ventajas:

Su actividad vendrá regulada mediante un contrato mercantil.

Tiene derecho a disfrutar 18 días de vacaciones anuales.

Si el cliente rompe el contrato unilateralmente, el autónomo dependiente tiene derecho a percibir una indemnización, que deberá haberse pactado en el contrato firmado. Si fuese él quien rompiera el acuerdo, también tendrá que indemnizar a su cliente.

 

Las obligaciones del autónomo dependiente son las mismas que las de un autónomo normal, respecto a Hacienda y a la Seguridad Social.

Obtener certificado de manipulador de alimentos

La ley dice que quien interviene en un alimento desde su recolección hasta el consumidor final, es un manipulador de alimentos, y, por lo tanto, debe tener una formación específica de manipulador de alimentos y acreditarla mediante un certificado que se obtiene al efectuar un examen.

Por ello se consideran manipuladores a cualquiera que por su trabajo esté en contacto con los alimentos, como camareros, panaderos, cocineros, pescaderos, carniceros, transportistas, etc…, es decir cualquiera que por su trabajo este en contacto directo con los alimentos.

 

¿Qué hay que estudiar para ser manipulador de alimentos?

La formación que reciban los trabajadores, debe ser la necesaria para trabajar en su sector, ya que no es lo mismo trabajar de cocinero que de pescadero, o de panadero que de camarero o carnicero.

En el curso se estudian materias sobre higiene alimentaria, la contaminación de los alimentos, sus contaminantes así como las enfermedades de trasmisión alimentaria.

También se estudian la conservación de los alimentos y su almacenamiento correcto.

Normas de higiene para los manipuladores tanto personal como de la ropa de trabajo, los utensilios que utilizan y el ambiente en el que se mueven.

Y también la prevención de riesgos laborales y la ley de información alimentaria, donde se aprende los alérgenos de los que es obligatorio informar a los consumidores.

 

¿Dónde obtener el certificado de manipulador de alimentos?

Existen varias formas de obtener la formación por parte de los camareros, cocineros, panaderos o cualquier trabajador que quiera trabajar en la industria alimentaria:

En las empresas en las que quiera trabajar, algunas de ellas tienen los recursos y conocimientos necesarios para dar formación a sus empleados.

Las asociaciones sectoriales también imparten esta formación.

Las escuelas y centros de formación especializados, que estén reconocidos por Organismos Oficiales.

 

 

¿Cuánto dura el certificado de manipulador de alimentos?

Los emitidos por Organismos oficiales como títulos de formación profesional o certificados de profesionalidad, tendrán validez dependiendo de la ley que los regule. Y serán válidos en todo el Territorio Nacional e incluso en la Comunidad Europea.

 

En cualquier caso serán las empresas alimentarias, quienes están obligadas a velar por que cocineros, camareros, panaderos o cualquier trabajador de la industria, esté en posesión de los conocimientos necesarios para desarrollar su actividad, y, dar la formación específica y continuada para cada puesto de trabajo.

 

Fuente: Portal de Salud de la Comunidad de Madrid 

El polo, historia y usos de un clásico de la moda

Otra prenda clásica para todo el año es el polo, tanto de manga corta o de manga larga ya que no pasa de moda, es muy versátil y queda bien en casi todas las situaciones.

También llamado “nicki”, denominación para llamar al polo que viene del alemán, esta forma de llamarlo es aceptada por la RAE como “niqui”.

Como definición podríamos decir que es prenda de punto que cubre el pecho llegando hasta la cintura, con 2 o 3 botones en el cuello en la parte superior.


El polo es una prenda por lo general asequible, como en todo, hay rangos de precios dependiendo de la calidad y/o la marca. En sus orígenes estaba más asociado a gente adinerada pero a día de hoy no deja de ser una prenda más en nuestros armarios.
Tanto jóvenes como adultos, hombres o mujeres, lo podemos ver puesto en ocasiones informales e incluso para algunos eventos formales.

Los fabricantes renuevan los modelos cada temporada. Y al igual que las camisas, hay polos para todos los gustos, lisos, a rayas, con o sin bolsillo…además de la posibilidad de personalizarlo con un bordado y hacerlo único.

 

polo2

 

Como prenda deportiva, el polo empezó a popularizarse por 2 tenistas con apellidos conocidos: René Lacoste y Fred Perry. Ambos apellidos han pasado a la historia como marcas de gran prestigio y estatus fabricando ropa de alta calidad

 

Pero no solo en el tenis, el polo también se puede ver en otros deportes como el fútbol, el rugby, el golf y el polo (deporte que se juega a caballo con 2 equipos de 4 personas).

 

Por el siglo XIX, los jugadores de polo fueron los primeros en usar las camisetas de manga larga tipo polo. Se cree que fue Lewis Lacey, jugador argentino de polo el que creó esta prenda.

 

Después en 1926 cuando el tenista René Lacoste se retiró, fundó una empresa textil, y diseñó una versión de manga corta para tenistas.

 

Más tarde en los 70, Ralph Lauren se hizo famoso por fabricar y comercializar esta nueva camiseta disponible en 24 colores, conociéndose popularmente como polo.

 

El polo empezó a verse en España en los años 50 causando una auténtica revolución ya que era una prenda de aspecto deportivo mezcla de camisa y de camiseta.

 

En sus orígenes los polos eran solo lisos y de algodón, aunque los materiales y la fabricación han evolucionado y podemos encontrar polos hasta de seda, aunque lo más habitual es de algodón piqué.

 

Un polo encaja siempre bien con cualquier tipo de pantalón, vaqueros o pantalones cortos, es una prenda informal más elegante que las camisetas.

 

Respecto a modelos y variedades en la actualidad, podemos encontrar los clásicos lisos, a rayas de varios grosores, con estampados, con bordados, con ribetes en cuello y mangas, con o sin bolsillo… apto incluso como uniforme de trabajo que dará un toque de formalidad a sus empleados y reforzará su imagen corporativa.

 

polo

 

Historia del vestuario laboral

 

Los uniformes (del latín uniformis) son conjuntos de ropa estandarizados por los integrantes de  una organización mientras pertenecen e interactúan en ella con el fin de diferenciarse por diversos motivos.

 

Históricamente su origen se remonta al militar para diferenciar un ejército del otro, así los soldados podían saber quién era de su bando y quien era del contrario. En los deportes el objetivo es el mismo, sirve para diferenciar un equipo del otro tanto para los mismos jugadores como para los espectadores.

 

Es curioso pero fue la “conejita Playboy” el primer uniforme de servicio registrado en Estados Unidos con una patente bajo el registro Nº 762.884

 

Permiten homogeneizar la diversidad e identificar jerarquías y subgrupos dentro de un grupo homogéneo. Los uniformes sirven para “uniformizar” a un colectivo y que parezcan todas las personas iguales bajo la misma apariencia, a la vez que les diferencia de otros colectivos.

 

¿El por qué de la ropa de trabajo?

 

En los cuerpos de seguridad, los uniformes de trabajo tienen además la misión de distinguir entre jerarquías de autoridad, siendo información visual para terceras personas ajenas a la organización sobre que rango tiene cada individuo.

Además, hay sectores como el de la hostelería o el sanitario, donde el vestuario laboral viene establecido además por razones de higiene o seguridad. Es el caso del uso de otros complementos al uniforme de trabajo como gorros, delantales, guantes

En el caso de la ropa de sanitarios, las casacas o batas transmiten confianza y seguridad a los pacientes además de representar seriedad y autoridad profesional.

 

En la actualidad, se usa en casi todos los sectores empresariales, no solo para poder desempeñar el trabajo del día a día, sino que además es una presentación social.

Cuando vemos a un profesional, de cualquier sector, con ropa de trabajo uniformada nos transmite varios mensajes muy importantes a tener en cuenta:

 

*Pertenencia a la organización (seriedad y confianza de saber que es un miembro reconocido)

*Valores de la organización (colores, logo, diseño personalizado…)

*Tipo de servicio que puede ofrecer (en función del puesto de trabajo)

*Su nivel de autoridad dentro de la jerarquía de la empresa

*Distinción como empleado frente al resto de personas (clientes)

 

Detrás de los uniformes laborales o vestimenta de trabajo hay una oportunidad de publicidad y de desarrollar la imagen corporativa formando parte de la estrategia de marketing de la empresa.

Los zuecos en el sector sanitario

 

El origen de los zuecos se remonta a zonas húmedas en regiones agrícolas de Europa, es un calzado típico de países como Holanda, Suecia, Inglaterra o regiones en España como Galicia o Asturias.  En sus inicios, se caracterizaban por estar hechos de una sola pieza de madera y por estar abiertos por detrás dejando el talón al descubierto.

 

Su diseño y funcionalidades han ido evolucionado hasta nuestros días, siendo un calzado de trabajo cómodo típico en profesionales que tienen que estar de pie mucho tiempo.

 

El calzado es una parte fundamental dentro del vestuario laboral para evitar lesiones en cualquier sector. Entre los sanitarios es especialmente importante debido a su forma de trabajar que les exige estar de pie y deambulando constantemente cargando con objetos (a veces pesados) durante largas jornadas de trabajo.

 

El área de los sanitarios (médico/a, cirujano/a, anestesista, enfermero/a…) es un sector en la que es común largas jornadas de pie con las consecuencias que genera: piernas cansadas, calambres musculares, dolores de espalda… Es por esto que una mala elección del calzado laboral puede ocasionar problemas a largo plazo y por ello el zueco es la mejor alternativa especialmente entre los profesionales del sector sanitario.

 

No todos los puestos de trabajo son iguales ni requieren el mismo esfuerzo físico que afecta a los pies y piernas. Podemos distinguir 2 tipos de calzado según las características del puesto:

 

Si la mayor parte del tiempo se está de pie con desplazamientos cortos y sin manipular cargas pesadas, se recomienda un zueco abierto por el talón pero con una tira detrás para asegurar estabilidad, mejorar la amortiguación de impactos y reducir el espacio entre pie y zueco.

 

Si se manipulan cargas o se están desplazando constantemente, lo ideal es un calzado cerrado para mejorar la protección del pie y la estabilidad.

 

zuecos variedad

Beneficios de los zuecos:

 

*Cómodos, su diseño favorece que los dedos y articulaciones no estén muy prietos.

*Fáciles de calzar y quitar.

*Diseñados para estar de pie durante largas jornadas y pocos desplazamientos

*Si tiene agarre trasero favorece la sujeción del pie al zueco

 

Los de goma PVC:

*Se limpian y desinfectan con facilidad

*Ligeros, blandos y cómodos

*Antideslizantes

*Antiéstaticos

*Diseño ergonómico (mayor estabilidad)

*Antibacterianos

 

Son características generales, cada modelo tiene características y/o especificaciones propias como las normas ISO o los marcados de la CE sobre equipos de protección individual.

 

Existen en la actualidad zuecos originales, de múltiples colores y formas que hacen que estos sean la opción preferida como calzado laboral no solo en el mundo sanitario, si no también en otros sectores como limpieza u hostelería.